Tous fous du Tour

Hablar del Tour de Francia 2012 es hablar del Team Sky. El equipo británico ha sabido controlar la carrera con un trabajo muy bien planificado y estructurado de su director Dave Brailsford. Es como si la Gran Bucle hubiera sido pensada y diseñada para ellos.

Los resultados saltan a la vista observando la clasificación general.

Nadie ha sido capaz de poner en apuros a Wiggins, un corredor muy completo que se defiende como gato panza arriba en la montaña y que sabe rematar la faena arrasando en la crono. Quizás en los descensos técnicos podrían haberle metido el miedo en el cuerpo corredores como Nibali o Evans con el fin de dinamitar la carrera.

El único enemigo que podría haber arrinconado a Wiggins contra las cuerdas se encontraba en su mismo equipo, Froome.

La pregunta es ¿qué hubiera sucedido si el gregario de “Wiggo”, Froome, no se hubiera caído en la primera etapa perdiendo 1′ 26″? El Sky siempre ha tenido claro quien era el jefe de filas, pero la superioridad aplastante mostrada por Froome ha dejado en más de una ocasión en evidencia a su líder como vivimos en la Vuelta España 2011.

«Son jóvenes gregarios que desconocen las reglas no escritas del ciclismo, reglas que tan solo se aprenden con el paso de los kilómetros», como muy bien señala Pablo Lastras. Ser gregario requiere de una gran responsabilidad. Debes saber como ponerte a disposición de tu líder y a menudo tener que renunciar a tus propias ambiciones. Froome no ha sabido desempeñar tales funciones con sus muestras de rebeldía conscientes, queriendo demostrar una vez más su superioridad frente a su capitán. Una buena ración de collejas le hubiera metido yo si fuera Wiggins.

Finalmente Wiggo asesto un buen golpe en la mesa, disparando el último cartucho en la crono final demostrando quien es el jefe.

Supongo que si Alberto Contador o Andy Sleck hubieran podido correr este Tour de Francia, la carrera hubiera estado mucho más movida.

Aunque la mala fortuna se ha cebado con los nuestros, como las bajas de Samuel Sánchez o de Oscar Freire entre otros muchos, hemos podido finalmente sacar tajada de algunas etapas.

Hemos podido ver la gran combatividad de Luisle metiéndose en fugas y luchando por sprints donde finalmente dieron sus frutos con una merecidísima victoria en la décimocuarta jornada con final en Foix o la gran gesta realizada por Alejandro Valverde tras 35 km en solitario ganando en la última etapa de montaña del Tour de Francia con final en Peyragudes.

Impresionante la actuación del Euskaltel Euskadi, que sin tener al frente a su jefe de filas Samuel Sánchez y con un limitado presupuesto se ha dejado ver en muchas ocasiones demostrando su arrojo y ganas de querer hacer las cosas bien. Muchos equipos podrían aprender del modesto equipo, entre ellos el BMC Racing Team y al RadioShack Nissan y cito estos porque me han parecido lamentables.

¿Por qué?

El RadioShack por no tener ni pies ni cabeza. Ha demostrado tener una anarquia total en el equipo donde no puedo comprender como puedes tener colocado en una exepcional 5ª posición a Haimar Zubeldia y no apoyarle en absoluto relegándole a una 7ª posición, donde gracias a su perseverancia remonto al 6º puesto en la última crono. Un trato muy injusto para un corredor que siempre lo ha dado todo por el RadioShack, pero parece ser que ellos tienen otras preferencias como la lucha por equipos. Tan solo se salvan de la quema Haimar y Fabian Cancellara.

Que decir del BMC con la penosa actuación de Cadel Evans, donde psicológicamente el Sky lo dejo fuera de carrera en la crono de 41.5 km donde poco le falto a Wiggins para doblarlo.

Evans ha demostrado una vez más su estilo de correr conservador, buscando una buena rueda donde cogerse para rematar la faena en el último kilometro. Es un gran corredor pero pienso que los deberes se tienen que hacer día a día, atacando una y otra vez que es donde se recortan los tiempos. Una vez más me ha demostrado que no es un buen jefe de filas. No ha sabido hacer piña con sus compañeros de equipo para desmontar la carrera, algo imperdonable con los corredores de primera linea que tiene.

También hay que destacar sus lamentables declaraciones en el diario italiano “Il Corriere della”, acusando a los aficionados españoles de ser los responsables de los clavos arrojados en las rampas del Mur de Péguère en la decimocuarta etapa disputada entre Limoux y Foix. «Han sido tres clavos en mis ruedas en un momento crucial de la etapa. Es algo muy raro que ya me había ocurrido dos veces en España, y por eso no corro muy a menudo allí».

Considero que un campeón como él no debería hacer semejantes acusaciones y desprestigiar una gran carrera como es la Vuelta España, donde es sabido que en el 2009 sufrió varios pinchazos. Es verdad que tuvisteis mala suerte ese día al igual que muchos otros corredores, pero no busques responsables de tus malas actuaciones y muestras de debilidad. Me encantaron las palabras del Penkas en su blog donde le decía: «cuando un tonto coge un camino, el camino se acaba pero el tonto sigue…».

Gran sorpresa la de Peter Sagan, corredor del Cannondale Liquigas, que en su primer Tour se ha llevado el maillot verde de la regularidad y tres etapas. Para que luego digan que la gente del MTB no anda. Y como no, destacar un año más la actuación del “Caritas”, Thomas Voeckler del Team Europcar, un corredor con mucha clase y que ni el mismo sabe lo mucho que anda. Cuando sube los puertos pone esas caritas de sufrimiento que resultan exageradas pero que ya no engañan a nadie. Sabe leer muy bien la carrera y siempre se mete en las fugas buenas sabiendo rematar la faena. Este año ha sabido cambiar muy bien de rol y finalmente se hozo con el maillot de la montaña.

Esperemos que el Tour del año que viene no sea tan “descafeinado” como éste y podamos ver una bonita batalla para destronar al vigente campeón Bradley Wiggins, donde corredores como Alberto Contador o Andy Schleck sepan dinamitar la carrera cuando la carretera apunte hacia arriba.

Share Button

2 thoughts on “Tous fous du Tour

  1. Esta crónica nada tiene que envidiar a las de Carlos Andrés o Perico Delgado… No es amor de esposa (que también), es que vales mucho AMORE!!

  2. Buen análisis Juan,

    Coincido en tus comentarios. El ganador de este año se ha bastado con hacer una buena crono inicial, porque luego en la montaña ha ido muy arropado en su fenomenal equipo y apenas le han inquietado. Muy barato se lo han puesto…

    Froome va a ser un rival temible en los años venideros. A mí lo que más me impresiona es su final en las etapas de montaña.

    También hemos visto la eclosión del joven ciclismo francés con Rolland y Pinot. Son muy jóvenes; a ver si no se quedan en simples promesas.

    Y por último, me acuerdo de un corredor supercombativo que cuelga la bicicleta y que ha seguido mostrando su casta en esta edición: Vinokourov. Una pena que el ciclismo moderno deje al lado la épica de antaño y triunfe el conservadurismo, las pulsaciones y el pinganillo.

    Eu.

    Ciao!

Responder a Elisa González Fernández Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>